Inicio Destacado Trump le colgó el teléfono al primer ministro australiano

Trump le colgó el teléfono al primer ministro australiano

Estaba previsto que hablaran una hora pero el presidente de EE.UU., enojado por el acuerdo que lo obliga a recibir refugiados de Australia, la dio por terminada a los 25 minutos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, mantuvieron este fin de semana una tensa charla telefónica por los 1.250 refugiados en territorio australiano que el ex presidente Barack Obama se había comprometido a recibir.

De acuerdo con el diario The Washington Post, que cita a altos cargos bajo condición de anonimato, Trump le dijo a Turnbull que el acuerdo al que había llegado con Obama era “el peor acuerdo de la historia” y se quejó de que, de cumplirlo, lo iban a “matar” políticamente en Estados Unidos.

 

Trump le colgó el teléfono al primer ministro australiano y llamó "estúpido" a un acuerdo entre los dos países

Donald Trump, durante el Desayuno Nacional de Oración, un acto que se celebra tradicionalmente en Washington el primer jueves de febrero. (Win McNamee/Bloomberg)

Después de acusar a Australia de querer exportar “al próximo atacante de Boston” (en referencia a los terroristas que atentaron en 2013 durante una maratón en esa ciudad), el magnate republicano hizo saber a Turnbull que su conversación era “de lejos la peor” de las cinco que había sostenido ese día con mandatarios internacionales (entre ellos, el ruso Vladimir Putin) y a los 25 minutos dio por terminada una charla que se suponía debía durar una hora.

Sin hacer mención a la conversación con Turnbull, Trump tuiteó ayer sobre eal compromiso de Obama de acoger refugiados detenidos en Australia: “¿Pueden creerlo? La Administración Obama acordó traer a cientos de inmigrantes ilegales de Australia. ¿Por qué? ¡Estudiaré este estúpido pacto!”.

Fuentes del gobierno australiano confirmaron a la emisora de radio Abc que los mandatarios habían mantenido una conversación “muy tensa” y más breve de lo previsto.

 

Trump le colgó el teléfono al primer ministro australiano y llamó "estúpido" a un acuerdo entre los dos países

Malcolm Turnbull, (Mark Graham/Bloomberg)

“Cuando oigan sobre las duras llamadas telefónicas que estoy teniendo, no se preocupen”, dijo Trump hoy durante el Desayuno Nacional de Oración, un acto que se celebra tradicionalmente en Washington el primer jueves de febrero. “Son duras, tenemos que ser duros, es hora de que seamos un poco duros”, se justificó Trump, para quien hasta ahora “prácticamente todas las naciones del mundo” se han aprovechado de EE.UU.: “Eso no va a ocurrir más”.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: