Inicio Actualidad La Pampa: mantuvo 15 años en cautiverio a su mujer y tres...

La Pampa: mantuvo 15 años en cautiverio a su mujer y tres hijas

0 615

Un pastor es ela utor del macabro hecho que mantuvo en cautiverio a 4 mujeres en La Pampa

Una mujer y sus tres hijas menores de edad fueron rescatadas por la policía de una casa de la ciudad de Eduardo Castex, a 80 kilómetros de la capital pampeana, donde un pastor las retuvo enclaustradas durante 15 años.

La fuerza de seguridad de Castex informó que las cuatro personas fueron sometidas por un hombre, un pastor evangélico, que no les permitía realizar ninguna acción sin su seguimiento y acompañamiento, y cuando se iba las dejaba encerradas hasta su regreso.

El fiscal dispuso la detención del hombre, de 37 años, mediante un procedimiento que se realizó con extrema cautela porque el imputado amenazaba a sus víctimas con suicidarse si en su ausencia daban aviso a la policía.

Cómo se conoció esta historia de horror

El caso se conoció por un llamado telefónico que hizo una vecina del barrio Francisco Melano, donde residían las víctimas, en el que alertaba sobre la situación que atravesaban la pareja del pastor y sus tres hijas menores de edad.

Cuando llegaron al lugar la mujer se mostró nerviosa y atendió a los agentes por una ventana de la vivienda, desde donde confirmó lo que había denunciado su vecina, por lo que comenzó la actuación con la fiscalía que atiende a las víctimas de violencia de género.

El operativo se llevó con cautela para evitar una reacción del pastor contra las cuatro mujeres o contra su propia integridad física.

Tras corroborar la denuncia lograron sacar a la mujer con sus tres hijas de la casa, quienes en dependencia policial confirmaron que llevaban “15 años viviendo de esta manera, sin poder hacer nada sin el permiso (del pastor) y su seguimiento”.

Frente a los policías la mujer también denunció haber sufrido violencia física, verbal y psicológica, maltrato que también padecieron las tres menores de edad.

El imputado fue apresado y luego liberado, aunque se le impuso una restricción de acercamiento a las mujeres. La policía debe custodiar a las víctimas para evitar posibles represalias del pastor.

En el cautiverio

La Policía diagramó un operativo para sacar a las mujeres de la vivienda, sin que el hombre percibiera la situación. Argumentaron que tenían que realizar tramites personales en la dependencia policial. “Ahí se estableció que el grupo familiar sufría violencia de género desde hace mas de 16 o 17 años. Están casados legalmente, y desde ese momento empezaron los insultos, amenazas y violencia física. Con el tiempo se agravó, porque también agredía a las hijas. Cualquier motivo daba origen para agresiones a todos los integrantes de la familia”, reveló Smith.

Las fuentes policiales revelaron que la mujer “no podía salir ni siquiera a sacar la basura a la vereda, solamente salía si estaba acompañada por su marido”. No tenía contactos personales, y los familiares le regalaron teléfonos celulares para tener comunicación, pero el marido se los quitaba y los rompía.

Horror

“El temor era que la mujer se fugara o pidiera ayuda. Eran constantes las amenazas de muerte que profería a la mujer y sus hijas. Y les transmitía permanentemente que si lo dejaban, iba a matar a la mujer y las hijas y después se quitaría la vida”, indicaron los informantes.

-¿Las mujeres estaban prácticamente en cautiverio en su vivienda?

-Sí. Solamente salían y tenían contacto con otras personas, cuando estaban acompañadas por el hombre. Era un calvario.

-Que extraño que en los establecimientos educativos no detectaron que las niñas eran víctimas de violencia de género.

-Sí. Todavía estamos recolectando información, y solicitando datos a las instituciones para ver si detectaron alguna situación. Hasta el momento desconocemos que alguien haya detectado alguna anomalía.

-¿Es real que al momento de ser detenido presuntamente quiso quitarse la vida?

-Sí. Cuando percibía que ocurría algo extraño, porque la familia se había ausentado varias horas de la casa, el era consciente que la situación había salido a la luz. En el patio encontramos una soga con un nudo, presumiblemente para quitarse la vida. Cuando llego el personal policial fue detenido, sin oponer resistencia.

-¿Existe una privación ilegitima de la libertad?

-Sí. La mujer no podía salir a ningún lado. La mujer dice que los familiares le han dado un teléfono para tener contacto, y él se los saco y los daño. Estaban aislados del resto de la sociedad. Ya únicas personas que llegaban a casa eran familiares del hombre, y tendrían conocimiento de la situación horrorosa.

NOTICIAS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: