Inicio Destacado El principal sospechoso del crimen de pilar “hubo canibalismo”

El principal sospechoso del crimen de pilar “hubo canibalismo”

0 450

El sospechoso de ser el autor material del crimen de Pilar aseguro "probé un pedacito" y que "es más rica que la carne de cerdo",

Mónica Chirivin, encargada de la defensa de Leandro Yamil Acosta, señalado como quien llevó adelante el homicidio de su madre y del concubino, con quien tenía una pésima relación, aseguró que su defendido confesó que hubo “canibalismo” y que, según sus palabras, fue “orgásmico” cometer el doble homicidio.

“Él me contó que hubo canibalismo. Dice que se sintió tranquilo, que fue algo orgásmico”, explicó la abogada en declaraciones al canal de noticias de cable C5N, quien también aclaró que su defendido sufre “una patología muy severa”, en momentos en que se realizaba un peritaje.

Chirivin aseguró que el imputado “siente que fue agredido durante su infancia, que tuvo hechos traumáticos”, aunque, al momento de entrevistarlo, la abogada aclaró que “en ningún momento lloró o estuvo angustiado ni mucho menos”.

La letrada sumó detalles escabrosos sobre el diálogo que mantuvo con Acosta. Según reveló, en un momento el detenido se le acercó y en voz baja le confesó: –”Me comí un pedacito”–, en referencia a que había probado un trozo de carne humana.

“Le seguí la conversación. Le pregunté qué gusto tenía y me contestó: –’Es más rica que la carne de cerdo’–, y me mostró que el pedacito que probó era del torso, por debajo del pecho”, relató Chirivín.

Mientras tanto, la Justicia ordenó analizar una serie de bolsas encontradas en un descampado, a ocho cuadras de la casa donde vivían Ricardo Ignacio Klein y Miryam Esther Kowalczuk, quienes fueron asesinados semanas atrás en una vivienda de la calle Sarratea al 2700, en el partido bonaerense de Pilar.

El hermano de Klein, molesto por no tener noticias de Ricardo y luego de que Acosta le inventara excusas sobre su paradero, realizó la denuncia policial correspondiente, momento en que llegaron los uniformados y encontraron restos de la mujer en una fogata que se había armado, pero todavía no se hallaron rastros del padre de familia.

La policía arrestó a los hijos de la mujer y del hombre, pero la joven aseguró que el homicidio lo hizo su hermanastro-pareja y que ella sólo limpió el lugar. Se cree que los mataron mientras dormían y luego los descuartizaron, pero el fiscal general adjunto de San Isidro a cargo de la causa Marcelo Vaiani, ordenó llevar adelante todas los peritajes para corroborar esa hipótesis.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: