Inicio Viajes y Turismo Diez razones para enamorarse de Jamaica

Diez razones para enamorarse de Jamaica

0 444

Jamaica un destino mágico para enamorarse, conocé porque.

Famosa por sus playas y su música, también posee ríos, bosques y otras muchas razones para enamorarse. Su nombre, Jamaica, significa “lugar del oro bendecido”.

Esta isla del Caribe posee una larga historia de piratas, bucaneros y corsarios además de ser la cuna de reggae y lugar de origen de los auténticos rastafaris. Desde luego Jamaica es todo esto pero también es mucho más. Con unas playas de ensueño y una naturaleza exuberante es un lugar mágico al que viajar y conocer de primera mano. Porque pasar una temporada en Jamaica, en medio del mar Caribe, no deja indiferente a nadie y es algo que no se olvida.

Manglares, palmeras, playas infinitas de arena blanca, mar azul turquesa, las costas del oeste y del norte de Jamaica asumen con gusto, desde hace décadas, su condición de representación fidedigna del paraíso. Montego Bay, uno de los grandes destinos turísticos de Jamaica, comenzó a atraer visitantes a finales del siglo XIX, cuando una revista médica estadounidense destacó los efectos curativos de sus aguas y un doctor, apellidado Baker, levantó un balneario donde ahora se encuentra la playa que hace referencia a su oficio: Doctor’s Cave Beach.

La fama de Negril, con siete kilómetros de acantilados y calas de aguas cristalinas, es más reciente: comenzó en los años 70, cuando se convirtió en una meca mundial del turismo hippy, enamorado de la belleza, sencilla, aún salvaje, del occidente de la isla.

Menos conocidas son las playas del suroeste, los preciosos acantilados que llevan hasta la ciudad portuaria de Savanna-la-Mar. En toda la línea de costa se suceden los grandes hoteles y los hoteles boutique, algunos con preciosas historias vinculadas al paso de los artistas de Hollywood. Errol Flynn era un turista asiduo de Port Antonio y Marilyn Monroe pasó su luna de miel con Henry Miller en el hotel Jamaica Inn, cerca de Montego Bay.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: