Inicio Destacado Caso Ángeles: Mangeri “No tuve nada que ver con la muerte de...

Caso Ángeles: Mangeri “No tuve nada que ver con la muerte de Mumi”

0 347

Jorge Mangeri, principal sospechoso por el crimen de la joven Ángeles Rawson, aseguró que es inocente

El encargado de edificios Jorge Mangeri, principal sospechoso por el crimen de la joven Ángeles Rawson, hizo uso de su derecho y pronunció sus últimas palabras antes de que el tribunal que lo juzga lea el veredicto.

“Vuelvo a declarar mi inocencia. Soy inocente. No tuve ni tengo nada que ver con la muerte de ‘Mumi’. Nada más. Que se haga justicia. Nada más”, aseguró Mangeri, de 53 años, en una sala ubicada en el Palacio de Tribunales.

Con las palabras del portero terminó formalmente el debate. A las 15:30 los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal 9 leerán el veredicto. La querella pidió reclusión perpetua. El abogado defensor, Adrián Tenca, pidió la absolución.

“Mi defendido es inocente de todo lo que lo acusaron. Ésa es la verdad que surgió en este juicio oral y público. Les pido a los jueces que dicten sentencia sin tener en cuenta los prejuicios que indican que Mangeri es culpable”, aseguró Tenca.

Diana Saettone, la esposa del portero Jorge Mangeri, faltó a la cita. Había sido una presencia constante durante los cuatro meses de juicio con cerca de 120 testigos Impedida de ingresar a la sala de audiencias del Tribunal Oral Criminal Nº 9 y bajo sospecha de la querella del abogado Pablo Lanusse, Saettone esperaba afuera en el hall central del sexto piso del palacio de Talcahuano, convidándole mate y bizcochuelo a familiares y amigos.

No fue la única ausente: la madre del acusado, Norma Bettiato, tampoco se presentó, como tampoco lo hizo Sergio Opatowski, padrastro de la joven asesinada. Mangeri, apenas tuvo de los suyos en la sala a uno de sus hermanos, sentado en la fila del fondo. Jimena Aduriz, la madre de Ángeles, estuvo acompañada por su madre, María Inés Castelli. Junto a ella se sentó Paula Asaro, fiscal de instrucción del caso.

Por otra parte, hay un grado de incertidumbre entre las principales voces en el tribunal con respecto al fallo. Una condena parece segura, pero la duda principal es qué calificación le darán los jueces del TOC Nº9 al portero, y, por consecuencia, si efectivamente será una sentencia a cadena perpetua.

Ángeles desapareció el 10 de junio de 2013 y al día siguiente fue hallada muerta en un predio de la Ceamse, en la localidad bonaerense de José León Suárez. Las cámaras de seguridad determinaron que había llegado hasta el edificio donde vivía, en Palermo, y las sospechas se centraron en la familia de la menor.

Pero el viernes 15 de junio el portero del edificio fue trasladado por la policía para declarar como testigo. En pleno testimonio, tras sucesivas contradicciones, Mangeri confesó: “Fui yo”. A partir de ese día está detenido. Por cuestiones técnicas del derecho penal, el valor probatorio de esa frase fue puesto en duda durante el debate.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: