Inicio Destacado ¿Por qué algunos autos bajan de precio?

¿Por qué algunos autos bajan de precio?

Con nuevas políticas por parte de las automotrices, ciertos modelos redujeron sus valores de lista, o se venden con importantes descuentos. Por el momento, las ventas acompañan.

Si uno busca una definición para la ley de oferta y demanda en autos, el resultado a tal consulta dirá que “refleja la demanda de un producto y la cantidad del mismo que es ofrecido en base al precio establecido”. Esta ley, para mantenerse operativa, deberá establecer un punto de equilibrio medianamente estable entre la cantidad de stock disponible del producto y los solicitantes de ese mismo producto que estén dispuesto a comprarlo. Si la demanda es mayor a la oferta, el precio debería subir para reducir el interés. Si la oferta es mayor, para motivar la compra el precio podría reducirse. Un parecer que el mismo mercado tiende a generar, resultante de la economía global.

El mercado automotor nacional es un fiel exponente de la ley de oferta y demanda, que se ve mayormente influenciado por los vaivenes económicos. Durante los últimos años, la disponibilidad de autos en los concesionarios era limitada por temas principalmente políticos. Salvo raras excepciones, los precios subían mes a mes en parte por la inflación, acompañados también por una demanda constante. Esa conjugación hizo ver al automóvil como un buen medio para “preservar” el capital, aunque esto no sea realmente tan así.

Pero el mercado se reacomodó en 2016. Brasil, el socio estratégico, sufre una crisis importante y sigue produciendo, al igual que la Argentina. Esto genera un exceso de stock en muchas automotrices. Es por eso que algunas decidieron dar marcha atrás, estableciendo precios más bajos en algunos productos, u ofertas de hasta más de $60.000 para impulsar ventas.

Entre los beneficios podemos mencionar las ofertas que lanzaron Chevrolet y Renault durante el último mes para sus modelos del segmento B, el de mayor volumen en el mercado. Volkswagen rebajó el precio de lista oficial del Gol, que previamente ya tenía importantes descuentos sobre el valor sugerido, mientras que Fiat y Ford establecieron rebajas en varios productos de sus respectivas gamas.

¿Pero es tan real esto que está sucediendo? La respuesta es compleja, porque si bien muchos valores han bajado, y hay descuentos sobre el precio difundido, aún en los momentos de mayor nivel de precios también había rebajas de modo “no oficial”. Podemos decir que, si bien se redujeron algunos precios de lista (algo que beneficia por ejemplo a los planes de ahorro, porque se abaratan las cuotas) el mayor beneficio es que hay unidades disponibles, lo que hace un mercado más convencional y transparente.

La reducción de precios es una gran herramienta para mantener la demanda medianamente alta o impulsar nuevas ventas. En esta ocasión, también pudo haber aportado el valor del dólar, que mostró una reducción de su cotización durante el último tiempo. Eso explica, en cierta manera, por qué con una recesión importante en la economía nacional las ventas se mantienen estables.

De todas formas, hay salvedades: en algunos modelos puntuales puede haber sobreprecios, y no necesariamente los productos que bajan de precio son los más vendidos o exitosos. Por ejemplo, la pick-up Toyota Hilux fue durante los dos últimos meses el producto líder de la Argentina. En su gama las ofertas casi no existen, pero mientras la demanda sea sostenida, no habrá indicios de cambios.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: