Inicio Destacado Un anuncio de JP Morgan volvió a poner al dólar en retroceso

Un anuncio de JP Morgan volvió a poner al dólar en retroceso

El ingreso de fondos para comprar bonos en pesos estuvo detrás de la baja de 32 centavos que se anotó el billete en apenas dos días.

El dólar volvió a retroceder en la plaza local lo que provocó que, a sólo dos días de haber marcado una cotización récord, el billete volviera a colocarse cerca de los niveles a los que se ubicaba antes de que comenzaran a menguar los ingresos de divisas vinculados al pago de multas del blanqueo, en los días finales del 2016.

La divisa cerró a un promedio de $ 15,81 y $ 16.05 para la venta a nivel mayorista y minorista, respectivamente, con lo que cayó 28 (1,8%) y 32 centavos (2%) promedio desde los máximos de $ 16,09 y $ 16,37 alcanzados apenas dos días antes, al cabo de una jornada de negocios atípica en que se notó a la plaza cambiaria afectada por los reacomodamientos que se estaban produciendo en el mercado de pesos luego de que el Banco Central (BCRA) cambiase el instrumento de fijación para la tasa de referencia.

“Al cabo de la primera semana de operaciones del 2017 el peso se terminó revaluando 0,5% frente al dólar “


Los operadores explican que este retroceso, que supone una apreciación del peso vis a vis contra esa moneda, está vinculado con un nuevo ingreso de capitales financieros que comenzó a activarse anteayer.

Fue luego de que el Gobierno removiera una norma que obligaba a los inversores a mantener el dinero ingresado al país durante un plazo mínimo de 120 días y, de inmediato, el banco JP Morgan comunicara al mercado que muy probablemente a fines de febrero incorpore a los bonos emitidos por el Tesoro Nacional en pesos a un índice de bonos emergentes en monedas locales y a tasa fija (el GBI-EM) que ya integran bonos de Brasil, Chile, Colombia, Hungría, Indonesia, Malasia, México, Perú, Filipinas, Polonia, Rumania, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía.

La hipótesis es que los grandes fondos de inversión internacionales, que suelen replicar las ponderaciones de los índices al repartir sus apuestas en las distintas plazas, comenzaron a ingresar divisas al país para anticiparse a una incorporación que se da por segura. Los bonos locales que pasarían a incorporarse al GBI-EM serían los Bontes que vencen en 2021 (TO21), 2023 (TO23) y 2026 (TO26) papeles que, no casualmente, registraron alzas del 4 al 7% en la rueda de negocios de hoy. “O son los fondos que ya están comprando, o son inversores locales que buscaron anticiparse a esa demanda externa y se lanzaron a adquirirlos hoy, con la idea de capturar una ganancia cuando sean los otros los que quieran entrar”, explicó un operador.

Para el economista Miguel Zielonka, director ejecutivo de la consultora Econviews, casi no hay duda que la sostenida presión bajista que se registró sobre el tipo de cambio estuvo relacionada “con las compras de bonos por parte de los fondos que tienen que replicar el indice de bonos emergentes en moneda local de JP Morgan”. Esa percepción, en buena medida, resulta fortalecida porque -a diferencia de lo ocurrido anteayer- hoy el dólar dejó de debilitarse a nivel global (el Dollar-Index recuperó 0,8%) y la tasa de rendimiento de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que venía de tocar un mínimo de 2,35% en tres semanas, repuntaba al 2,42% anual.

El Equipo de Estrategia de Puente estima que la incorporación de los bonos argentinos en pesos a este índice abrió la puerta a una demanda que estiman en unos 2800 millones de dólares. el cáculo tiene en cuenta que, según JP Morgan,

Pero desde el punto de vista cambiario lo que se observa es que se abrió otra puerta que puede impulsar una apreciación mayor del peso, de mantenerse las condiciones de mercado actuales ya que, la contracara de los cambios normativos locales (que derribó la última barrera de acceso a posibles fondos especulativos), es que así como estos fondos ahora ingresan también tendrán la posibilidad de salir, “lo que tendrá como consecuencia un mercado cambiario mucho más volátil al que estabamos acostumbrados”, reconocen en el mercado.

Por lo pronto al cabo de la primera semana de operaciones del 2017 el peso se terminó revaluando 0,5% frente al dólar tras haber llegado a perder casi 2% en ese mano a mano.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta: